La Hermandad del Perdón se adhiere al proyecto «Lágrimas de Vida»

El pasado mes de febrero, la Junta de Gobierno de la Hermandad del Perdón acordó adherirse al proyecto «Lágrimas de Vida».

«Lágrimas de Vida» es una iniciativa que nace para la propagación, difusión y concienciación de la importancia de donar órganos. La vida después de la vida, siga siendo vida. Cada Hermandad, banda, entidad o nueva persona que se una a este proyecto, será un estandarte para la lucha por la solidaridad.

Dicho proyecto nace de la mano de la periodista Susana Herrera, como consecuencia del fallecimiento de su hijo de 7 meses por un accidente de tráfico, tras el trágico desenlace, decide donar sus órganos. Su sabio pensamiento originó que la vida de su hijo sin probabilidad de sobrevivir, salvara la de otros pequeños y en ese momento comenzó la cadena de concienciación y difusión en la gran familia que mueve montañas: las Hermandades.

Hace más de una década este proyecto llego a la provincia a través de la Hermandad de Medinaceli de la vecina localidad de San Fernando. Se impulsa en la Diócesis de Asidonia-Jerez a través del grupo joven de la Hermandad de los Cerillitos de El Puerto de Santa María. Es ahora cuando la Hermandad del Perdón coge tan alta responsabilidad, llevar a nuestra ciudad el fomento y la difusión de dicho proyecto y dar visibilidad a un gesto de extrema generosidad para socorrer al necesitado de vida.

El pasado 7 de Marzo, la Hermana Mayor, junto con algunos miembros de la Junta de Gobierno y algunos miembros del Grupo Joven asistieron al último día de los cultos de la Hermandad de Medinaceli de San Fernando, Hermandad que les ha apadrinado, y en dicha celebración la Hermana Mayor recogió el cirio de la luz que se le entrega a las Hermandades, como símbolo de dicha adhesión.

Es por ello, que este Domingo de Ramos, entre la candelería del paso de palio de María Santísima del Perpetuo Socorro, irá un cirio, una «María» muy especial, con la inscripción, «LAGRIMAS DE VIDA», elaborada por don Manuel Salado Argudo, en homenaje a los donantes, que sirva como signo de concienciación y amor al prójimo. La vida que se transforma en vida.

También podría interesarte