Ayer se presentó el cartel anunciador del IX Congreso Nacional de Hermandades y Cofradías de Nuestra Señora de las Angustias

Fotografía: Marcos Antonio Amat Gil

La Sala Compañía acogió ayer domingo el acto de presentación del Cartel Anunciador del IX Congreso Nacional de Hermandades y Cofradías de Nuestra Señora de las Angustias realizado por el autor jerezano y hermano de la corporación, D. Lorenzo Otero Castillo.

El acto fue presentado por D. Manuel López Mesa, hermano y Coordinador del IX Congreso, y amenizado por los sones de la Banda de Música Municipal de Jerez y por el saetero y hermano de la Corporación, Manuel de la Momi.

En palabras de su autor, el Cartel del IX Congreso Nacional de Hermandades y Cofradías de Nuestra Señora de las Angustias, debe de ser un cartel con carácter nacional, no es un cartel de Semana Santa ni debe parecerlo y no es el cartel que edita una Hermandad, sino que debe englobar a todas.

Por ello si trazamos un eje en forma de cruz, el centro de la obra está el Isologo del Congreso con la palabra Jerez, la disposición de sus puñales se abre rodeando el corazón como queriendo llegar a todos los límites de nuestra Nación también representada en la escarapela roja y gualda que se sitúa en el pecherín de Nuestra Señora.

La composición se divide en dos elementos diferenciados con una línea de horizonte en el que se mezclan edificios patrios civiles y religiosos muy reconocibles, siendo Andalucía la región más representativa al tener más elementos y dentro de ella Jerez como sede del Congreso, podemos encontrar referencias, a Madrid con las torres Kio, el Alcázar de Toledo, Santiago de Compostela, Barcelona , Segovia o incluso un elemento peculiar que es nuestro singular Tío Pepe y que introduce una seña de identidad por la que Jerez es mundialmente conocido, por el vino. Se presenta este sky line haciendo uso de los colores del arco iris, o también llamado colores de la inclusión, porque esa es la intención darles cabida a todas y cada una de las Hermandades de las Angustias y de los ciudadanos que nos visiten, cada uno con sus matices, pero con la riqueza de la diversidad que nos aporta esta expresión colorista trabajada de manera tan suelta y contemporánea.

En la parte superior aparece el retrato de Nuestra Señora pintado sobre un espejo enmarcado en oro por una cornucopia del siglo XIX, adquirida en un anticuario de Barcelona con señales propias del tiempo. Con ello el autor ha querido dejar patente la antigüedad y profundas raíces que tiene la devoción a la advocación de las Angustias en nuestro país. Y el espejo tiene una principal complejidad técnica, ya que pintar sobre él no da pie a poder hacer pruebas ni bocetos previos, sino que, por el contrario, es un procedimiento directo. La actual Semana Santa es una evolución de la barroca y posconciliar, por ello el espejo ha sido utilizado habitualmente en esa época como recreación ilusionista, de trampantojo, de espacios nuevos, de perspectiva renovada por lo que aquí lo usamos. Desde tiempo inmemorial se ha representado a María con la luna al reflejar los rayos del Sol que sería Dios, de esta manera el espejo refleja la luz en el mismo ángulo en el que le incide. El marco tallado da sensación de relieve escultórico a la obra alejándola de la mera pintura, a lo que se suma el juego de planos en perspectiva haciendo que uno de ellos, el del reflejo este continuamente vivo y cambiante, renovado y dinámico, que una vez impreso o en internet se volverá arte con un claro contenido conceptual en el que no se perderá esta idea. El color corporativo de la Hermandad anfitriona es el color del fondo del marco, ese rojo, sangre de toro, y el de debajo de la línea de horizonte un albero que forman parte de la gama de nuestra roja y gualda bandera española, el autor quería hacer una referencia más íntima y es su pasión por la fiesta nacional, por ello y por su carácter patrio aquí está simulado ese mundo taurino situándose a la Virgen en la zona del burladero en la que nos defiende de todo peligro en los ruedos de la vida por su maternal protección.

En un año tan complicado el color de la tipografía toma especial simbolismo, ya que como no podía ser de otra manera la palabra Angustias está escrita en verde Esperanza haciendo un guiño especial a la plazuela y como augurio de que volveremos a la normalidad cerrando por fin la carpeta de esta maldita pandemia.