You dont have javascript enabled! Please enable it!

Bondad y Misericordia presenta el boceto de la corona para su dolorosa

La Hermandad de Bondad y Misericordia presentó el boceto de la corona para María Santísima Salud de los enfermos Reina de todos los Santos, el cual ha sido realizado por Miguel Ángel Caballero Vargas.

La corporación afronta este proyecto con responsabilidad y entusiasmo, donde el único anhelo es la búsqueda de crear una pieza digna de su titular mariana. Partiendo como punto de partida o primera premisa fue realizar una obra donde abunde la capacidad expresiva e iconográfica, pensando en todo momento las formas y estilos que fuese más favorable para la imagen dolorosa. Desechando todas aquellas ideas que aluden al gusto personal que atesora cada ser humano. Dando rienda suelta a la búsqueda de crear una pieza de orfebrería de carácter propio, donde no hubiese espejos donde mirar, sin olvidarnos de los cánones cofrades existentes, y con ello, poner la primera piedra de la búsqueda de un ajuar medido, exquisito y delicado.

Esta corona ira destinada una imagen mariana de máxima expresión sentimental, podemos apreciar de manera clara su expresión de dolor, angustia y pena contenida, como podemos observar en su rostro y expresión corporal, manos entrelazadas en alusión de súplica por el sufrimiento que padece dicha imagen. Encajada en una Hermandad joven y alegre, de las denominadas coloquialmente como “Hermandad de Barrio”. Por el cual, se debe de ser muy delicado y cauto a la hora de enriquecer el ajuar de la Santísima Virgen para poder incorporarla al estilo de la Cofradía, tratando en todo momento de evitar que no desentone y con ello, evitar dos estilos en una misma Cofradía.

Boceto de la corona de María Santísima Salud de los enfermos Reina de todos los Santos

En líneas generales, crear un proyecto de corona que emane de la fuente del clasicismo con los conceptos que todos los cofrades entendemos que debe ser este tipo de pieza, pero a su vez atrevida, innovadora, con aportaciones estéticas novedosas o poco utilizada para este tipo de proyecto.

Podemos apreciar dicha búsqueda de lo particular o excepcional en composición estructural del proyecto. El atrevimiento de este proyecto se trata de crear una composición que aluda a sus advocaciones de manera única tanto en estilo como en estructura.

Nos encontramos con un diseño de corona compuesto por aro o arete, canasto, diadema y ráfagas o resplandores. Desechando las clásicas imperiales y las clásicas estrellas que engalanan tantísimas coronas de corte tradicional, evitando así en caer en la concepción de coronas que estamos acostumbrados los cofrades.

Tenemos como punto de partida de la descripción del proyecto, el aro o arete. Es la pieza que acariciara las sienes de nuestra imagen Mariana, consta de una composición de elementos ornamentales de corte arquitectónicos combinados con elementos vegetales dotando a la obra de riqueza ornamental y dinamismo. Donde destacan una serie de perlas esmaltadas en color azul, aludiendo al reinado de la santísima virgen como reina del universo.

En el canasto de esta pieza de orfebrería, se pueden observar gran riqueza estructural e iconográfica. Estructurado por cuatro cartelas centrales a modo de capilla donde preside réplicas de advocaciones o santos relacionados con la cofradía.

Se ha querido realzar estas capilladas sobre el conjunto aportando una técnica poco utilizada en la orfebrería, se trata de estofar sobre metal. Esta técnica se suele utilizar solo en madera tanto en los ropajes de las imágenes de talla completa como en la talla de las andas de los misterios en su fase de dorado en los elementos decorativos vegetales o iconográficos. En este caso se va a estofar con esmalte azul sobre el metal dotando a la obra de carácter único y personal.

Las imágenes que presiden dichas cartelas, como se ha mencionado antes son de advocaciones o santos relacionados con la Hermandad. En la cartela central se peude observar que esta precedida por Nuestra Señora de Lourdes, patrona de los Enfermos, en la cartela opuesta encontramos a Nuestra Señora de la Merced Coronada, patrona de la ciudad. En la diestra aparece San Juan Grande, titular de la Hermandad, fue religioso de la Orden de los Hermanos de San Juan de Dios y patrón de la Diócesis Asidonia-Jerez. Y, por otro lado, en la siniestra encontramos a San Juan de Dios, fundador de la Oren de los Hermanos de San Juan de Dios y otro de los titulares de la Cofradía.

Dichas cartelas están custodiadas por figuras mitológicas compuesta por angelitos y ornamentos portando sobre sus manos las perlas que componen los misterioso del Santo Rosario. A modo de remate o colofón del panorama iconográfico del canasto, podemos observar dos ramilletes diferenciados a modo de templaderas. Observamos un ramillete de la flor de la Virgen como es la azucena o lirios y, por otro lado, encontramos ramilletes de granada en alusión a la orden de los Hermanos de San Juan de Dios rematando los puntos de unión entre cartelas.

Por otro lado, en el apartado de la diadema es el de mayor riqueza en cuanto iconografía, ya que alberga la iconografía de las dos advocaciones de esta imagen mariana. Compuesta por gran variedad de ornamentaciones vegetales y arquitectónicas enroscadas en dichos elementos decorativos una gran variedad de flores dotando a la pieza de dinamismo y armonía. A destacar su eje central, podemos observar la aparición de una fuente rematada por ramillete de azucenas, en alusión a la Salud, primera advocación de la Santísima Virgen, Salud de los Enfermos. De la fuente emana el elemento iconográfico llamado cornucopia o cuerno de la abundancia, simboliza abundancia espiritual, se suele representar rebosante de flores o frutas. En esta ocasión la representamos de cimiento o pináculo a un águila, compuestos su figura por elementos ornamental y no como tal, en alusión al apóstol San Juan. El águila es el tetramorfo de este apóstol y evangelista y como peculiaridad es el único de los cuatro evangelista que narra “el lavatorio de pies”, que es la representación iconografía del paso de misterio. Dicha águila, tiene expresión corporal de custodiar la fuente de la Salud, es el punto de unión entre la Santísima Virgen y el misterio que representa la Cofradía. Sobre el tetramorfo del evangelista a modo de colgadura podemos apreciar ornamentaciones vegetales compuesta principalmente por parras en alusión a la localidad donde realiza la actividad religiosa esta Corporación. Por otro lado, tenemos en la parte superior de la diadema angelitos querubines y figuras mitológicas como antes hemos descrito en alusión a la segunda advocación de la Titular Mariana, Reina de Todos los Santos.

Las ráfagas o resplandores simbolizan la Luz Divina, dotando a María de ser sagrado, dio luz al hijo de dios como antes habíamos comentado, una de las premisas a seguir a la hora de elaborar esta creación era dotar al proyecto de exclusividad, de carácter único y prueba de ello lo podemos encontrar en este apartado. Observamos una composición del mismo distinto a lo habitual, dejamos a un lado la tradicional ráfaga redonda dejando el sitio a unos resplandores atrevidos, culminados con ráfagas de carácter muy personal que atiende a los estereotipos mozárabe, creadas por una serie de combinación de medias lunas. Otro factor para destacar en este apartado es el doble resplandor, dotando a la obra de dinamismo y gran riqueza ornamental. Me gustaría destacar es el eje central del resplandor donde encontramos una esfera engalanada de ornamentos y esmaltes que sirve de cimiento a una cruz arbolea donde alberga una granada enroscada, em alusión a la expansión del cristianismo sobre nuestro mundo según la orden de los Hermanos de San Juan de Dios.

Este proyecto de corona que llevara acariciando las sienes de la Titular de la cofradía en un futuro que se espera que fuese no muy lejano, pretende ser novedosa dentro de los marcos estéticos cofrades por su gran riqueza iconográfica, expresiva tanto estructural como ornamental, constituye una presea que deseamos que estuviese a la altura de la Santísima Virgen y con ello, que fuese la primera piedra en la búsqueda de un ajuar medido, exquisito y delicado.

Mostrar Comentarios (0)

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: ¡La selección de contenido está deshabilitada!