El Ayuntamiento aprueba la segunda fase de la reordenación del entorno de San Juan de los Caballeros

La Junta de Gobierno Local ha aprobado el proyecto de reordenación y urbanización del entorno de la Iglesia de San Juan de los Caballeros, segunda fase, que tiene un presupuesto de 255.948,32 euros, y que recibió esta misma semana el dictamen favorable de la Comisión Local de Patrimonio Histórico.

Como ha explicado el teniente de alcaldesa, José Antonio Díaz, esta importante actuación, cuya primera fase ya está ejecutada, se enmarca dentro de una planificación más amplia de reordenación de su entorno más próximo, enlazando con intervenciones de regeneración previstas en la Plazuela de Orbaneja, las calles Santa María de Gracia y Juana de Dios Lacoste, y la que se está ejecutando en las calles Carmen y Chapinería.

La reordenación del espacio que rodea al citado templo responde “al nuevo modelo de tratamiento que se está implantando en el centro histórico, incorporando nuevos recorridos de viales peatonales y dando una solución de plataforma única a los viales públicos que facilite la eliminación de barreras arquitectónicas, la accesibilidad y la ordenación del tráfico y el aparcamiento, con unas calidades de pavimentos de calzada y acerados homogéneos y uniformes, que ayuden a dignificar los barrios”.

El objetivo es, por tanto, hacer de este enclave “un entorno urbano atractivo y apetecible para ser habitado y visitado, que permita su uso y disfrute y que contribuya de esta forma a la puesta en valor de sus interesantes espacios urbanos y de los importantes edificios que forman parte del patrimonio cultural arquitectónico de la ciudad que aquí se asientan”.

Descripción de las obras

La superficie global afectada por la actuación en sus dos fases asciende a unos 2.000 metros cuadrados, correspondiendo una extensión de 940 a esta segunda fase, en la que se contempla la reordenación y urbanización completa de los espacios y viales públicos existentes en el entorno de la iglesia de San Juan. Se diseña para ello una sección de calle en plataforma única sin bordillos y con pendientes para la recogida superficial de aguas al centro.

Asimismo, se dotará a toda la zona de mobiliario urbanojardineras de gran tamaño y alcorques para sembrar árboles y se renovará y mejorará la instalación de alumbrado público existente.

También en esta fase está prevista la sustitución y renovación de las infraestructuras existentes, como son el saneamiento o alcantarillado público, abastecimiento de agua, canalizaciones de electricidad, de servicios de telecomunicaciones y de alumbrado público. Se prevé además renovar los servicios y acometidas de suministros a los distintos edificios existentes en el entorno, así como la ejecución de nuevas acometidas a inmuebles existentes.

Además, está contemplada la demolición de un tramo de tapia que cierra una de las esquinas de la calle de las Siete Revueltas, configurando un espacio cerrado de forma geométrica en planta triangular, con parte de los cerramientos del Convento de Santa María de Gracia a la citada calle.

Cabe recordar que la primera fase de este proyecto contempló una inversión de 207.600 euros, e incluyó, entre otras actuaciones, la reapertura de la calle Siete Revueltas, que lleva muchos años cerrada al tránsito, la demolición de las edificaciones obsoletas en torno al ábside de la iglesia, la apertura de un nuevo vial público y su urbanización completa, así como la reurbanización de los viales resultantes.

Igualmente, se procedió a la sustitución y renovación de las infraestructuras y la dotación de servicios de la urbanización existentes, tales como saneamiento o alcantarillado público, abastecimiento de agua, suministro de energía eléctrica, alumbrado público y servicios de telecomunicaciones.

También podría interesarte