Apertura del jubileo de la Orden de Predicadores

0

La Iglesia Conventual de Santo Domingo acogerá hoy sábado, a las ocho de la tarde, la Solemne Eucaristía de apertura del Jubileo de la Orden de Predicadores por sus 800 años de historia y los 750 años de su presencia en Jerez. Dicha celebración, estará presidida por Monseñor Mazuelos, Obispo de Asidonia-Jerez.

La Orden de predicadores celebrará en 2016 un año jubilar con el tema «Enviados a predicar el Evangelio». Este Jubileo recuerda la publicación de las Bulas promulgadas por el Papa Honorio III hace 8 siglos, confirmando la fundación de la Orden en 1216 y 1217. El año jubilar propiamente dicho se celebrará del 7 de noviembre de 2015 (Todos los santos de la Orden) al 21 de enero de 2017 (bula Gratiarum omnium largitori)

Con la aprobación por parte del Papa se cumplía el sueño del español Domingo de Guzmán quien, preocupado por los problemas del mundo y de la iglesia del momento, sintió la necesidad de crear una Orden cuyos miembros estuvieran dedicados a la predicación, la contemplación, el estudio y la compasión, para ayudar a los hombres y mujeres de cada tiempo

Nacía así la Orden de Predicadores formada por frailes, monjas contemplativas y laicos, a la que se sumaron más tarde las hermanas de vida apostólica formando la Familia Dominicana, en total unos cien mil miembros. A lo largo de estos 800 años de historia ha contribuido a la expansión de la Palabra de Dios, a la formación en la fe, a la creación de Universidades, a la gestación de los derechos humanos… Ha aportado 130 santos a la Iglesia, ha dado cuatro Papas, y grandes figuras en la teología, el compromiso con la justicia, la mística, la filosofía, la literatura, el arte, la ciencia, la geografía…

En estos 800 años no todo han sido momentos de luz, también se cometieron errores, por lo que este año quiere ser ocasión para pedir perdón y solicitar de Dios la ayuda necesaria para saber actuar siempre siguiendo su voluntad.

Se ha tenido la suerte, además, de que este Jubileo dominicano coincida con el Jubileo de la misericordia convocado por el Papa Francisco, pues fue la compasión por la salvación de las almas fue lo que movió a Domingo a fundar una Orden que llevase a todos los rincones de la tierra, el anuncio de la misericordia de Dios por la humanidad.