La bambalina frontal del palio de la Encarnación, cedida para la exposición “La Estrella Sublime: 450 años de la Cofradía de la Hiniesta”

La hermandad del Santo Crucifijo de la Salud ha cedido a la sevillana cofradía de la Hiniesta la caída frontal del paso de palio de María Santísima de la Encarnación para la exposición que, con motivo del 450 aniversario de la aprobación de sus primeras reglas de penitencia, se desarrollará en el Círculo Mercantil e Industrial de Sevilla, sito en la calle Sierpes. Por ello, el teniente hermano mayor de la cofradía de San Julián y comisario de la exposición, Francisco Ros González, junto con el prioste de la corporación del Domingo de Ramos sevillano, se personaron en las dependencias de la casa de hermandad de la cofradía de San Miguel para retirar esta pieza, realizada por Juan Manuel Rodríguez Ojeda, y que recuerda de forma nítida a las actuales caídas del palio juanmanuelino de la Hiniesta dolorosa.

Esta cesión, que cuenta con todas las garantías gracias al convenio de colaboración firmado entre la corporación sevillana y el mayordomo de la hermandad del Santo Crucifijo, Juan Miguel Tinajero, encaja perfectamente con el contenido de la exposición que se inaugura el viernes, 6 de noviembre, en la capital hispalense. Bajo el título ‘La Estrella Sublime: 450 años de la Cofradía de la Hiniesta’, la muestra propone dar a conocer el rico patrimonio histórico-artístico atesorado por la hermandad de la Hiniesta a lo largo de los siglos. El título escogido hace referencia a una invocación propia de la Virgen de la Hiniesta, contenida en unas coplas históricas que se cantaban en los cultos desde, al menos, el siglo XIX y en la que se la aclama como “luciente y la más sublime estrella”. Este verso sirvió en 1925 al músico Manuel López Farfán para titular su revolucionaria marcha procesional ‘La Estrella Sublime’, dedicada a María Santísima de la Hiniesta Dolorosa, y cuya partitura original firmada se expondrá también en la exposición.

La muestra albergará una selección de enseres y piezas propias de la hermandad, creadas por algunos de los artistas y talleres de mayor prestigio y calidad de la ciudad, como Juan Manuel Rodríguez Ojeda, Antonio Castillo Lastrucci, Guillermo Carrasquilla, Manuel Seco Velasco, Villarreal, Cayetano González, Rafael Barbero, Santa Bárbara… Igualmente, se dedica en la exposición un especial apartado a la documentación histórica, exponiendo originales de los siglos XVII al XXI de libros, impresos, dibujos, pinturas y carteles. Entre las obras expuestas hay préstamos de distintas colecciones privadas y públicas, destacando entre estas últimas la del Excelentísimo Ayuntamiento de Sevilla, y la colaboración puntual de la cofradía de San Miguel.

También podría gustarte

Comentarios